MACROBIÓTICA HISTORIA, BENEFICIOS Y USO. LUNES 17 DE 12 A 13H. Lugar: Ecotienda Cartagena Ecológica, Mercado de Santa Florentina puesto 9.

Como ya venimos haciendo en nuestra programación de talleres de la Ecotienda, esta vez os ofrecemos un Taller Tertulia gratuito, especializado en la alimentación Macrobiótica. 

Va a ser impartido por nuestra amiga y especialista Ahmor José, con más de 20 años de experiencia en este y otros temas, relacionados de la alimentación y el desarrollo personal, que 
además de cocinera profesional, está Formada en Brasil en la esculela de macrobiótica de Rio de Janeiro, ampliando su formación en el instituto de macrobiótica de Madrid. También es acupultora de la escuela de Neijing de Alicante y reflexóloga Podal.  

La actividad va a contar de dos partes: 
  1. En la primera haremos de breve introdución a la historia de la macrobiótica, desde cuando se tiene noticias y su llegada en occidente. 
  2. La segunda presentaremos los productos de uso mas frecuente en este tipo de alimentación y sus beneficios en nuestra dieta. Algunos de los productos son: hortalizas, frutas, mugi, miso, ciruela umeboshi, tamari y salsa de soja.

También degustaremos una infusión macrobiótica que nos preparará Ahmor, con todo su conocimiento y amor.


Será el día: lunes 17 de Marzo de 12 a 13 horas.
Lugar: Puesto 9 del mercado de Santa Florentina Ecotienda Cartagena Ecológica.
Plazas: 15 Plazas por riguroso orden de inscripción (en tienda, Tef: 968 522312 ó en el correo: info@cartagenaecologica.com) 
¡OS ESPERAMOS!
Ahmor y Belén

Nota: 
Os dejamos alguna información sobre Macrobiótica que nos ha dejado Ahmor, apara aquellos que quieren ir conociendo un poco más de este tipo de alimentación -que hace furor entre famosos, por mejorar y alargar la vida- y así puedan llegar a el taller con algo más de información.

También adjuntamos algunos enlaces a libros de Macrobiótica en pdf, para los que quieran profundizar un poquito más, incluido el publicado por el propio George Ohsawa:
  1. El Zen Macrobiotico o el arte del rejuvenecimiento y la longevidad, de George Ohsawa. 
  2. Macrobiótica Guia del Principiantes, de Jon Sandifer fundador de la asociación Macrobiótica de Gran Bretaña con recetas de Bob Lloyd
  3. Cocinando en Armonía con la Naturaleza, de Aveline Kushy y Wendi Esko
  4. Dieta Macrobiótica de Carmina Tercero Aránega del Instituto de Medicina Vibracional.

HISTORIA BÁSICA:
Los primeros registros del uso del término Macrobiótica se encuentran en la escritura de Hipócrates, el padre de la medicina occidental. En su ensayo "Aires, aguas y lugares", Hipócrates introdujo la palabra para describir a personas que estaban sanas y de larga vida. Herodoto, Aristóteles, Galeno y otros escritores clásicos utilizaron el término para describir un estilo de vida, incluyendo una simple dieta equilibrada, que promueva la salud y la longevidad. 

Según los proponentes de la metodología Macrobiótica fue utilizado por las culturas tradicionales de larga vida, como los Incas, y la dinastía china Han. George Ohsawa trajo su enseñanza a Europa desde Japón. Ohsawa fue un filósofo japonés, que se inspiró para formalizar las enseñanzas de esta corriente. 

Ohsawa tomó sus enseñanzas macrobióticas y las trasladó a América del Norte a fines del 1950. La educación Macrobiótica se extendió en los Estados Unidos por sus alumnos Herman Aihara, Cornelia Aihara, Michael Abehsera, Michio Kushi y Aveline Kushi y, a su vez por sus alumnos. Michio Kushi el cual ha sido el más destacado de estos profesores. 

Ohsawa acuñó el término de una forma natural de vida, Macrobiótica, a fines de 1950. Macrobiótica, desde el idioma griego antiguo, significa la manera de la longevidad. Este término ha sido utilizado por muchos autores en la descripción de la longevidad enseñanzas del Lejano Oriente. 

FILOSOFÍA BÁSICA: 
La Macrobiótica destaca el consumo de cereales integrales, legumbres (leguminosas), verduras, algas, productos de soya fermentada y frutas, combinados en las comidas de acuerdo con el principio de equilibrio (conocido como el yin y el yang). Se recomienda granos enteros y productos como arroz y la pasta de alforfón, una variedad de vegetales crudos y cocidos, frijoles y productos de éstos, dulce natural condimentos, pescado, nueces y semillas, leve (no estimulantes), como las bebidas de té y frutas. 

Uno de los objetivos de la Macrobiótica es llegar a ser sensibles a los efectos reales de los alimentos sobre la salud y el bienestar, en lugar de seguir normas y reglamentos y directrices dietéticas, sin embargo, ayudar en el desarrollo de la sensibilidad y un sentido intuitivo de lo que sostiene la salud y el bienestar. 

Los seguidores de la macrobiótica creen que los alimentos y la calidad de los alimentos poderosamente afectan a la salud, el bienestar y la felicidad, y que una dieta macrobiótica tiene más efectos beneficiosos que otros. El enfoque de la macrobiótica sugiere la elección de alimentos menos procesados. 

Hortalizas, incluidos los tomates, pimientos, patatas, berenjenas, también la espinaca, la remolacha y el aguacate se recomienda utilizarse con moderación ó no utilizarse, en la cocina macrobiótica, ya que se consideran extremadamente yin. Los primeros registros del uso del término Macrobiótica se encuentran en la escritura de Hipócrates, el padre de la medicina occidental. En su ensayo "Aires, aguas y lugares", Hipócrates introdujo la palabra para describir a personas que estaban sanas y de larga vida. Herodoto, Aristóteles, Galeno y otros escritores clásicos utilizaron el término para describir un estilo de vida, incluyendo una simple dieta equilibrada, que promueva la salud y la longevidad. 

"Toda la comida, como arroz integral, son fundamentales para una dieta macrobiótica, y muchos de los primeros clientes y los propietarios de las tiendas de alimentos alternativos eran estudiantes de la Macrobiótica. En el siglo 20, los maestros influyentes surgido, como la Kushis (que emigró de Japón a los Estados Unidos, tras la Segunda Guerra Mundial), que destila la amplia gama de ideas y para interpretarse moderno, urbano e industrializado. 

1 comentario: